Construido como hotel de alto standing en los años 40, Finca Felipe II está situada en un lugar privilegiado, único en el entorno de la Comunidad de Madrid, a media ladera del macizo de Abantos de San Lorenzo de El Escorial. Un edificio emblemático levantado en pleno bosque y que ha sido remodelado en enero de 2013 para acoger bodas y eventos con todos los avances y comodidades del siglo XXI, en un entorno tradicional e histórico inigualable.

Además de sus jardines, salones y espacios singulares, la Finca Felipe II ofrece a sus clientes la posibilidad de alojamiento para 136 personas, donde podrán disfrutar de un servicio exclusivo y unas vistas únicas.